Alcanzar Tu Meta – Empieza Cada Día Como Un Vencedor

alcanzar metas
Escrito por Germán Moreno

En el camino hacia el éxito, como para mantener los resultados deseados, la cantidad de energía, confianza y dedicación que inyectamos a nuestras acciones son el pilar principal.

Las personas que suelen alcanzar sus metas tienen la costumbre de fabricar sus propias expectativas positivas en el avance de los acontecimientos.

alcanzar metas

Características comunes de las personas de éxito
  • Altos niveles de energía.
  • Gran movilización de recursos.
  • Gran capacidad de demostrar su fortaleza y sus objetivos.

¿Alguna vez has sido testigo de alguien con estas capacidades, capaz de conseguir todos los objetivos que se propone? Sin duda, se puede ver que son personas con gran confianza y una creencia firme de que no importa lo que encuentren en el camino, ya que están enfocados y decididos a tener éxito.

Cuando adoptamos la mentalidad de un ganador tendemos a ser más creativos, aumentando la posibilidad de tener éxito. La explicación lógica es la confianza, que permite que todas tus acciones y recursos estén alineados para construir una fuerte creencia de que tendrá éxito.

Vamos a ver algunas ideas y conceptos para tener un espíritu elevado, para aumentar tus posibilidades de tener una vida increíble y alcanzar tu pleno potencial.

Establece un objetivo específico que dependa de ti mismo

Un objetivo es una meta que aumenta la acción y la emoción de la vida. Cada vez que nos proponemos algo, podemos anticipar el placer y la satisfacción que nos daría el llegar a esa meta, y se crea una enorme fuerza de voluntad que nos impulsa a darle forma para alcanzar las emociones que hemos llegado a sentir.

alcanzar objetivos

Como seres humanos, somos seres emocionales, siempre buscamos una emoción que nos refuerce el esfuerzo realizado.

Una vez establecido tu objetivo, contémplalo cada nuevo día con más energía. Como si lo pudieras oler, saborear o sentir. Crea una imagen clara en tu mente. Igual que tener un post-it pegado en la parte frontal del monitor o en el salpicadero del coche, que te recuerde lo que quieres hacer.

Crear una “película mental” de tus objetivos, y visualízalo en tu mente con la frecuencia que desees y cuando lo desees. Ser el protagonista principal de esta película, potencia y da habilidades a tu carácter.

Si puedes soñarlo, puedes hacerloWalt Disney

Una meta es un sueño con un plazo determinado. El plazo en sí mismo, es lo que te motiva. Las personas que se fijan metas importantes, comienzan a vivir con un propósito. Se sienten con energía y saben dónde canalizarla.

¿Cómo puedo saber si establezco una meta lo suficientemente desafiante, potente y realista? Para asegurarte, ten en cuenta el efecto que tu meta tiene en ti. No importa cuál sea el objetivo. Es lo que sucede en ti lo que más importa.

Para alcanzar tu meta ten cuenta tres factores importantes para el éxito

Establece metas lo más específicas posible. Un objetivo específico tiene muchas más posibilidades de ser llevado a cabo con éxito en comparación con un objetivo general. Para establecer un objetivo específico debes esforzarte por cumplir las siguientes seis preguntas:

  • Quién: ¿Quién está involucrado?
  • Qué: ¿Qué me gustaría lograr?
  • Dónde: Identificar un lugar.
  • Cuándo: Establecer un horario.
  • Cuáles: Identificar las necesidades y limitaciones.
  • Por qué: Las razones específicas, el propósito o beneficios para lograr el objetivo.

Establecer metas basándose preferentemente en ti. Depender de otros o de las circunstancias de las cuales no tienes ningún tipo de control te pondrá en una situación vulnerable. Los objetivos que dependen de ti te permiten:

  • Que te mantengas comprometido
  • Que no te preocupes de factores externos
  • Que te mantengas concentrado en tus habilidades, capacidades y habilidades necesarias para alcanzar tu meta

Establecer metas que se pueden medir, que puedas controlar su evolución. Establecer criterios concretos para medir el progreso hacia el logro de cada meta que has establecido. Cuando se mide su progreso, se mantiene el rumbo.

Alcanzar tu objetivo en las fechas establecidas te hará experimentar alegría reforzando así tu autoestima.

Alinea tu comportamiento con tu meta

A primera vista, este principio puede parecer obvio. Pero si reflexionamos un poco, podemos ver que en el ajetreo de nuestra vida no siempre se tiene en cuenta, y que en consecuencia provoca autosabotage.

¿Qué es esto a lo que llamamos vida?

  • Es la suma de todas tus experiencias.
  • Son tus circunstancias, tus relaciones y tus eventos memorables.
  • Es la culminación de tus acciones.

Tu vida es la suma de todos los resultados externos que parten de tus pensamientos, en su mayor parte en los que te enfocas.

alcanzar metas personales

Nuestras vidas no son nuestras intenciones, nuestras esperanzas o incluso nuestros sueños, porque todas estas cosas son sólo contenidos del pensamiento, no se materializan.

No quiero decir que todas nuestras intenciones, esperanzas y sueños no tengan ningún valor. Ciertamente sí que lo tienen. Sin embargo, si nada de esto tiene lugar, si no se materializan en acciones, simplemente son ilusiones.

Y así, la vida puede llegar a estar vacía, puede llegar a ser frustrante, llevándonos a la insatisfacción general. Esto ocurre cuando nos damos cuenta de que nuestros sueños no se han cumplido, o cuando tenemos un comportamiento que nos lleva a una vida que no nos gusta.

Por un lado, no conseguimos ser coherentes con nuestras intenciones, y por el otro, no conseguimos implementar comportamientos que nos llevarían a la realización de la vida de nuestros sueños.

La vida es el resultado de lo que hacemos, no lo que nos decimos engañosamente que queremos hacer, esperamos hacer, o soñamos hacer.

Por ejemplo, es muy común oír cosas como: “Antonio es una persona de buen corazón. Pero terminó cometiendo un montón de errores estúpidos en su vida.” Es una buena sensación, pero no cambia la vida de Antonio.

Visualiza la meta que quieres alcanzar

Tu imaginación es el límite. La visualización hace uso de la imaginación para que podamos simular lo más real posible lo que queremos lograr en el futuro. No te limites a visualizar lo que pretendes para hacer realidad tus sueños.

alcanzar tu meta

La vista se puede considerar una habilidad que establece fuerte relación con la imaginación (la capacidad de planificar y simular resultados), con la motivación y otras habilidades cognitivas que en psicología se llaman funciones ejecutivas.

Cuando veas la meta que quieres alcanzar, tu visualización funcionará como un promotor de tus resultados. De hecho, la visualización será el combustible para las otras funciones ejecutivas, y todo en combinación permitirá la estructuración de acciones para obtener lo que quieres.

Las funciones ejecutivas, se refieren a la capacidad de compromiso en el comportamiento, metas orientadas, la realización de la acción voluntaria y auto-organización.

La capacidad para orientar las imágenes, filtrarlas y canalizarlas para construir escenarios que se aproximen a la realidad y por lo tanto nos motiven y nos animen a su procesamiento, juegan un papel clave en cuanto a potenciar la visualización.

Sueña nobles sueños, y mientras sueñes te convertirás. Tu visión es la promesa de lo que un día serás. Tu ideal es la profecía de lo que un día llegarás a revelar.James Allen

Toda realización comienza en la mente. Así que lo que ves en tu mente es lo que la influencia, lo que guía y conduce o no a los resultados deseados. Elegir conscientemente ( palabras, pensamientos e imágenes) lo que desea crear en tu mente para que también pueda materializarse en el mundo real.

Que consigas llegar a tu meta o no, depende en gran medida de la claridad de las imágenes creadas en tu mente. De acuerdo con esta perspectiva, se plantea una pregunta:

¿Cuál es la nitidez de tu visión para lo que quieres conseguir?

Planifica y construye una estrategia para tu meta

alcanzar tus objetivos

Una meta sin un plan de acción orientado a resultados, es como andar en bicicleta con ruedas pinchadas. Después de establecer un objetivo, haz un plan:

Si te encuentras en el sur y quieres caminar a un pueblo del norte, no basta con empezar a caminar, debes asegurarte de que te estás dirigiendo hacia el norte. Entonces, ¿qué tipo de vehículo quieres para viajar, qué tipo de carreteras o caminos vas elegir, cuántas veces te vas a detener para descansar?

Diseña un plan de ataque, establece una estrategia clara de lo que necesitas para lograr tu propósito. Pon los pies en el suelo y tome la iniciativa de tus movimientos y acciones.

Pon siempre tus objetivos alineados con lo que quieres lograr y no sólo teniendo en cuenta lo que se quiere evitar. Establece los objetivos de forma positiva. A partir de ahí, preguntate lo que necesitas para prepararte para la “lucha” con el fin de aplicar tus conocimientos, habilidades, capacidades, fortalezas y virtudes.

Para centrarte en lo que es bueno, enfócate en lo que tienes y que puedes convertir en una ventaja para alcanzar el éxito .

Nuestro cerebro siempre está organizado para formular las ideas de acuerdo con las instrucciones que le transmitimos. Si le transmitimos una indicación específica clara y orientada para algo, nuestra atención sobre eso se expande.

Todos los recursos disponibles se movilizan para hacer cumplir la orden dada.

Aumenta tu motivación día a día

La motivación es esencial si se quiere triunfar en cualquier cosa que hagas o quieras lograr. Esta fuerza, la intención, la energía, el deseo o como lo quieras llamar, viene de adentro, tiene que pertenecer y vivir dentro de ti.

Nadie será capaz de influir en ella si eres resistente, por lo que tu motivación es algo que depende de ti.

Tú eres la fuerza motriz capaz de permanecer en el camino hacia el éxito, otros pueden ayudar, pero al final eres tú quien tiene el poder. Si no aprendes a caminar a través de las dificultades, la adversidad y los contratiempos de la vida tenazmente, se habrás perdido incluso antes de empezar.

motivacion

A veces la motivación es temporal o totalmente inexistente. Es posible que te hayas sentido excitado para conseguir algo, es posible que incluso hayas hecho algunas cosas, pero después, pasado un tiempo, acabas por desistir.

Cuanto más se piensa en algo positivo, mayor será la probabilidad de que se convierta en una realidad. Mantén tu objetivo claro y definido en tu mente. Si quieres que algo suceda, por ejemplo sentirte bien, debes tener perspectiva de qué cosas te hacen sentirte así.

A continuación, debes centrarte en ello, tenerlo presente en tu mente en forma de imágenes. Construir un conjunto de imágenes. Por ejemplo, escribirlo en una hoja y ponerlo en la puerta de tu habitación, así lo recordarás antes de ir a la cama y lo verás nada mñas comenzar el día.

Necesitas cambiar para mirar hacia el futuro

Muchas personas tienen el deseo de cambiar algo en su vida, construir un nuevo hábito, trazar nuevos propósitos para el nuevo año, etc. Pero ¿son competentes en la implementación de acciones que puedan promover el deseo de cambiar? ¿Reúnen información y estrategias apropiadas para asegurarse de que están mínimamente preparados para enfrentar lo que se proponen?

Algunas personas son mejores que otras, porque han aprendido algunas estrategias simples y eficaces para regular y seguir sus objetivos, y también porque construyeron un cambio de mentalidad.

marcarte una meta

Aprendieron a fortalecer los músculos emocionales. Mediante el desarrollo de la fuerza emocional, se crea la capacidad de soportar los cambios y poner en práctica cambios en tu vida. Es como cuando tenemos algunos músculos débiles en nuestro cuerpo, pero con el entrenamiento físico su fuerza aumenta.

¿Cuántas veces has desistido a cambios que trataste de poner en práctica? Tal vez por falta de disciplina, falta de motivación, o por razones de incapacidad para gestionar tus emociones, para resistir las tentaciones, la pereza y, sobre todo, para ser coherentes con su decisiones.

Cualquiera que sea la razón, probablemente algo común en la gran mayoría de nosotros. La falta de preparación para los exigentes retos que nos proponemos.

Imagínate tratando de levantar una barra con 150 kilos. Incluso levantar la barra a pocos centímetros del suelo sería casi imposible para personas que no tengan un entrenamiento.

Por mucha motivación, deseo o creer que puede hacerlo, probablemente lo que conseguiría sería un tremendo dolor en la espalda y los brazos, y no podría mover la barra. Pero si empieza a levantar la barra (sin pesas) y poco a poco va aumentando de peso, sus posibilidades de éxito aumentan después de unos pocos meses.

Su cambio de mentalidad, y también los “músculos mentales”, que apoyan este cambio, funcionan de la misma manera. Primero hay que empezar a aprender a manejar las emociones, para regular su comportamiento, cuanto más flexible sea su forma de pensar, de ver el lado positivo del cambio, serás capaz de construir soluciones para adaptarte a los cambios en tu vida.

Tener una actitud positiva

La forma de empezar el día puede establecer el curso del resto del día. No siempre controlamos todo lo que pasa a nuestro alrededor. Las cosas buenas y cosas malas suceden. Sin embargo, siempre tenemos la posibilidad de actuar de una manera que nos beneficie.

Por tanto, es importante que consigas un hábito para actuar positivamente en el día desde el momento en que se levanta de la cama. Recuerda que tienes el poder de autoinfluenciarte hasta positivamente.

Elegir las palabras, las imágenes mentales y escenarios que te hagan poner en un estado de estar lleno de recursos en función de las necesidades, los retos y objetivos que te propongas.

Sobre el autor

Germán Moreno

Emprendedor, soñador y libre. Un apasionado de la tecnología que ha encontrado su camino en Internet.

Tengo la mayor fortuna que una persona puede tener, la libertad.

Mi trabajo consiste en disfrutar de mi tiempo para hacer lo que quiero y lo que realmente me gusta.

¡No te vayas sin comentar!