Cómo Ser Más Fuerte Emocionalmente y Psicológicamente

como ser mas fuerte
Escrito por Germán Moreno

Cuando se habla de cómo ser más fuerte, lo asociamos al levantamiento de pesas, es decir, a la fuerza física. También lo podemos asociar al volumen de la masa muscular, o las fuerzas externas de la naturaleza, como la eólica, la energía mareomotriz o incluso la fuerza de la gravedad con la que nos enfrentamos todos los días.

como ser mas fuerte

También estamos familiarizados con la fuerza de voluntad, pero poco o nada con la fuerza emocional o aptitud emocional. Sabemos que las emociones son poderosas y tienen un impacto importante en nuestra vida ya que pueden interferir positiva o negativamente en nuestras metas o resultados deseados.

La fuerza emocional – Un valor más

Aprender a manejar las emociones es una habilidad que nos da poder en gran medida. Nos ayudan a tomar mejores decisiones y a tratar más eficazmente situaciones difíciles. Algunos somos emocionalmente más fuertes que otros. La persona emocionalmente fuerte puede hacer frente con eficacia y éxito a desafíos exigentes.

No quiere decir que no sufra o que no sientan los efectos de los acontecimientos. Por supuesto que los sienten, sin embargo, su capacidad para mantener el equilibrio emocional, con el apoyo de su fuerza emocional, les permite seguir siendo funcional, adaptarse y adecuarse a su vida.

ser mas fuerte emocionalmente

A pesar de las presiones de la vida, una persona emocionalmente fuerte puede ser sacudida, ser resistente al problema y capaz de aplicar estrategias de autorregulación que le permitan recuperarse y seguir adelante. La personas fuertes, no escatimarán en esfuerzos para encontrar soluciones a las dificultades que se les presentan, sin dejar de centrarse en recuperar su equilibrio emocional.

La persona que no es emocionalmente fuerte, en un principio también será sacudida cuando se enfrente a las presiones y los desafíos de la vida, sin embargo, puede perderse en el camino hacia una solución y ser más vulnerables a la aparición de problemas psicológicos como la depresión y la ansiedad, incluso puede refugiarse en las drogas para “hacer frente” a condiciones difíciles, mientras que otros pueden llegar a desesperar y abandonar.

Lo que no se usa se atrofia

Mucha gente invierte en libros de autoayuda para encontrar respuestas, buscan un psicólogo para encontrar soluciones o participan en seminarios de desarrollo personal. Todo esto es un activo que sin duda ayudará en cierto grado. Sin embargo, todas estas formas de ayuda sólo serán válidas si la persona pasa a la acción y ejercita su musculatura emocional.

ser mas fuerte psicologicamente

De lo que muchas personas no se dan cuenta es de la regla “lo que no se usa se atrofia” que se aplica en física y que también debe aplicarse a la formación de la fuerza emocional.

Definir los límites emocionales

No existe una fórmula mágica para lograr desarrollar la fuerza emocional, sin embargo, vamos a examinar por qué es importante y las diferentes maneras en las que podemos mejorarlo. El primer paso en la formación de la fuerza emocional es definir sus límites.

Si puedes definir tus límites emocionales, identificando cómo deseas sentirte y lo que necesitarías para sentirte de esa manera, se puede empezar a tener una idea de las estrategias que deben adoptarse.

Por ejemplo, si quieres ser tratado con respeto, debes saber cuánto estás dispuesto a tolerar, y aceptar ciertos comportamientos de los demás. Mediante la definición y el conocimiento de tus límites emocionales, se establece una barrera protectora y se prepara el terreno para la construcción de la fuerza emocional.

ser mas fuerte

Al conocer tus límites emocionales, reconocerás cuando te encuentra fuera de estos límites o cuando son desplazados por otros. Por ejemplo, si tienes tu conjunto de límites bien definido y se trata de una relación no saludable, eres despreciado y humillado, sonará una alerta en tu mente recordándote tus límites, pasando a la acción para crear un cambio.

Como ya he mencionado, el reconocimiento de los límites emocionales puede ayudarte a tomar las medidas necesarias para protegerte a ti mismo. Además de la posibilidad de reforzar tus emociones y la construcción de la autoestima.

La definición de los límites emocionales, y la capacidad de reconocer cuando están siendo puestos a prueba ayuda a mantenerse motivado para lograr lo que desea sentir.

En cuanto a la realización de las nuevas metas, cada día que pasa, se establecerá un nuevo conjunto de reglas y objetivos para ti mismo. Estas reglas objetivas te permiten moverte en consecuencia, actuar y comportarte de una manera tal que los sentimientos que quieres empezarán a surgir.

La musculatura emocional se desarrollará hasta el punto en el que tendrás la energía suficiente para hacer frente a los retos que se plantean en tu vida.

Determina una perspectiva de lo que quieres sentir, y piensa lo que estás dispuesto a aceptar. Tienes que saber lo que estás dispuesto a hacer para empezar a sentirte emocionalmente fuerte. Recuerda establecer tus límites emocionales.

Libérate de la carga emocional

El entrenamiento de levantamiento de pesas ayuda a reducir el riesgo de lesiones, aumenta la fuerza muscular y permite al cuerpo soportar el estrés externo (fuerzas externas).

liberar la carga emocional

Lo mismo se aplica a la formación de la fuerza emocional, volviéndote más capaz y mejor equipado para manejar las crisis que se presenten en tu vida, llegando a ser menos vulnerables.

Un paso importante en la formación de la fuerza emocional es dejar ir la carga emocional negativa que puedes haber estado transportando a través del tiempo.

Es increíble cómo la carga emocional negativa puede permanecer por mucho tiempo en nuestras vidas. Es como si se hubiera utilizado y vinculado tanto a ese pasado que se vuelve difícil de desprender.

Es posible que hayas tenido que soportar un trauma severo en la niñez o en tu edad adulta, el sentimiento de culpabilidad o vergüenza acerca de algún acontecimiento pasado, o la ira o el resentimiento.

Por ejemplo, puede que te resulte difícil perdonar a alguien que te causó algún malestar en un momento de tu vida, de manera que has desarrollado una pared emocional, por lo que es imposible que surja el amor de nuevo.

El entrenamiento de la fuerza emocional puede tener lugar sólo cuando te desprendes de ese peso innecesario que llevas en ti mismo y te permites caminar sin ese lastre emocional.

Libérate de los acontecimientos traumáticos del pasado

Para facilitar el proceso y deshacerte de tu equipaje emocional negativo es importante no permitirle a los acontecimientos traumáticos del pasado que definan quién eres.

liberar traumas del pasado

El pasado es pasado y debe ser utilizado como lecciones para el futuro, pero nunca para bloquear nuestro camino emocional. Evita ser definido o definirte por las cosas menos buenas que te sucedieron en el pasado, incluso si has contribuido a ello.

No dejes que los acontecimientos negativos y traumáticos definan a tu persona.

Ahora es el momento de poner fin al pasado y prepararte para tu liberación emocional.

Conoce tu verdad – Sincérate contigo mismo

Embárcarte en la aventura de conocer tu verdadero yo mediante la definición de tu sistema de valores, lo que tú crees, lo que hace que te animes, y cómo deseas ser percibido.

Proponte renunciar a viejas percepciones incapacitantes y paralizantes y llegarás a ser emocionalmente fuerte.

Responde a las siguientes preguntas

Coge papel y lápiz y responde a estas preguntas. Luego puedes compararlas con las respuestas de más a bajo.

  1. ¿Te enfadas, frustras o enojas fácilmente?
  2. ¿Cómo te evalúas a ti mismo?
  3. ¿Tienes dudas a cerca de ti mismo?
  4. ¿Tienes pensamientos pesimistas o negativos?
  5. Cuando surgen dificultades en tu vida ¿te enfrentas a ellos o te escondes bajo la presión de no poder superar el problema?
  6. ¿Te sientes triste sin saber por qué?
  7. ¿Te autosaboteas los objetivos que te propones?
  8. ¿Eres victima de acontecimientos del pasado?
  9. ¿Tienes dificultades para expresar tus sentimientos por miedo a herirte a ti mismo?
  10. ¿Tu culpabilidad inhibe sus acciones?
Respuestas de una persona emocionalmente fuerte (clic para abrir)
La fuerza emocional requiere una combinación de autocontrol, disciplina, valor, determinación, coraje y confianza para aprender a lidiar con tus emociones y fortalecerlas.

Entrenamiento para ser más fuerte emocionalmente

entrenamiento para ser mas fuerte emocionalmente

Condicionamiento mental. Tomar decisiones conscientes para fortalecer tus emociones. Pasa algún tiempo a solas para reflexionar sobre lo que es importante para ti y establece tus límites.

Actividad física. Los beneficios de la actividad física sobre la salud son evidentes. La buena relación con el cuerpo, reforzada por la actividad física moderada, mejora tu estado de ánimo por la liberación de endorfinas (sustancias químicas que provocan bienestar) en el torrente sanguíneo, y dan energía a la misma.

Expresar tus emociones en tu círculo de amigos y personas de confianza. Esto puede ayudar a aliviar la ansiedad, la ira o el estrés. También permite tener la oportunidad de trabajar y procesar tus sentimientos, así como tener la oportunidad de ser emocionalmente honesto con lo que piensas.

Aprende a apreciar lo que tienes. A veces, la autoestima y la autoconfianza proveen una comparación exagerada con otros o incluso con lo que te gustaría tener o no tener. Concéntrate en tus virtudes, en tus fortalezas y habilidades.

Si quieres mejorar algunos aspectos de ti o de tu vida, adelante. Si lo tienes claro y has identificados y aceptado esos aspectos a mejorar proponte hacer algo para ayudarte a ti mismo. Crea sentimientos positivos para trabajar en tus debilidades sin sentirse mal por ello.

Abre tu mente y preparate para la nueva información. A pesar de que puedas sentirte incómodo al salir de tu zona de confort, empuja siempre hacia arriba y no te rindas. Para procesar la nueva información es necesario entrenar tus músculos emocionales.

No te permitas ser vengativo. Aprende a aceptar las experiencias que hayan sido injustas o desagradables para ti y permite que la paz entre en tu vida. Pensar en temas que promueven la amargura, el enojo, la ira, etc., solamente nos hace revivir la situación una y otra vez, no ayudando a superar la situación.

Sustituye los pensamientos negativos por positivos. La capacidad de reemplazar los pensamientos negativos por pensamientos positivos permite reforzar tu capacidad de darte cuenta del grado en que los sentimientos negativos perturban la búsqueda de soluciones y acciones que puedes crear para tu bienestar emocional.

Aléjate de la gente tóxica. Si hay personas que no tienen nada positivo que ofrecerte sácales de tu vida, no dejes espacio para ellos.

Educarte, aprender y desarrollarte en las áreas que deseas. Esto te permite eliminar algunas dudas que puedas tener sobre ti mismo y construir tu autoconfianza. Si eres persistente e insistes en tu desarrollo personal, con el tiempo serás más fuerte emocionalmente.

No hay que olvidar que las emociones son los grandes capitanes de nuestras vidas, les obedecemos sin darnos cuenta.Vincent Van Gogh

Desarrollo de la conciencia emocional

desarrollar la conciencia

Las emociones son la esencia que dan sentido a la vida, nos permiten sentir el mundo, comprender y relacionarnos con los demás. Cuando somos conscientes y regulamos nuestras emociones, podemos pensar con claridad y de manera creativa, controlamos el estrés y nos enfrentamos a los retos, nos comunicamos mejor con los demás, expresamos la confianza y la empatía.

Pero si por el contrario hemos perdido el equilibrio de nuestras emociones, nos confundimos, obtenemos pensamientos negativos y caemos a veces en un ciclo de negatividad.

¿Qué es la conciencia emocional?

conciencia emocional

Si somos conscientes o no, las emociones son una presencia constante en nuestras vidas, influyen en todo lo que hacemos. Tener conciencia emocional significa saber lo que estás sintiendo y por qué.

Es la capacidad de identificar y expresar lo que se siente entre tus sentimientos y tus acciones. La conciencia emocional también permite que puedas entender lo que otros están sintiendo y empatizar o anemizar con ellos.

La conciencia emocional implica dos habilidades básicas
  • La capacidad de reconocer tu experiencia emocional momento a momento.
  • La capacidad para manejar todas tus emociones sin entrar en dificultades.

¿Por qué es importante la conciencia emocional?

  • ¿Te sientes deprimido, ansioso o enojado?
  • ¿Actúas de manera impulsiva, haces o dices cosas que sabes que no debes y luego te arrepientes?
  • ¿Te has sentido desconectado de tus sentimientos o emocionalmente vacío?
  • ¿Tienes dificultad para comunicarte?
  • ¿Sientes que tu vida es como una montaña rusa, experimentando los extremos de tus sentimientos y sin equilibrio emocional?

Si tu respuesta es sí a cualquiera de estas preguntas, es porque ya has experimentado interferencias en tu conciencia emocional.

Nuestras emociones, no nuestros pensamientos, nos motivan. Sin un conocimiento de lo que estás sintiendo es imposible entender tu propio comportamiento, y “leer” con precisión los deseos y necesidades de los demás.

La conciencia emocional ayuda a...
  • Reconocer qué eres, lo que te gusta, lo que no le gusta, y lo que necesitas.
  • Comprender a los demás y empatizar con ellos.
  • Comunicarte de forma clara y eficaz.
  • Tomar decisiones inteligentes basadas en las cosas que son más importantes para ti.
  • Mantener la motivación y tomar medidas para cumplir tus objetivos.
  • Construir relaciones fuertes, saludables y gratificantes.

Desarrollar la conciencia emocional – Equilibrio en tu vida

desarrollar conciencia emocional

Mi vida es una montaña rusa emocional
A veces la vida tiene altos y bajos, pero no necesariamente hay que poner todo en tela de juicio cuando estamos pasando por una mala racha.

Sé consciente de tus emociones, acéptalas, sabiendo que te pueden ayudar a caminar por la vida de manera más uniforme

No tengo energía
A veces podemos sentirnos decaídos. Cuando no tienes ningún problema físico, pero no estás dispuesto a hacer algo, tu voluntad está paralizada, puedes deprimirte.

Cuando estás emocionalmente más consciente, puedes llegar a sintonizar con estos sentimientos, percibirlos y dejarlos a un lado, lo que permite realizar un cambio para mejor.

La gente que me interesa no está interesada en mí
Algunas relaciones son difíciles, pero se pueden crear lazos duraderos cuando te vuelves emocionalmente más consciente.

Esto es porque tienes un mayor y más claro sentido de lo que otros sienten, cómo reaccionan a ciertos de tus estados emocionales.

No consigo salir adelante, incluso siendo inteligente y trabajando duro
A veces conseguir más, o tener éxito en un proyecto o desafío, requiere más que trabajo o ser inteligente. La toma de conciencia emocional es un requisito que puede ayudar a comunicarte mejor para que otros entiendan tu posición.
La gente dice que soy demasiado frío
Controlar las emociones es un arma de doble filo. Puede funcionar, pero en la mayoría de los casos se vuelve contra nosotros. Si te cierras en ti mismo, sin mostrar ninguna emoción, puede ser peligroso.

Si es así, te beneficiarás de aprender a expresar abiertamente tus emociones, siempre que esto pueda ayudar a integrarte y relacionarte de forma saludable con otros.

Evalúa tu conciencia emocional

Una alta conciencia emocional es la base para la construcción de la salud emocional, buena comunicación y relaciones sólidas. Muchas personas no están familiarizados con la experiencia de la conciencia emocional.

¿Cuál es su nivel de conciencia emocional?

ser mas fuerte emocionalente y psicologicamente

  • ¿Puedes tolerar sentimientos fuertes, incluyendo la ira, tristeza, miedo, disgusto o la alegría?
  • ¿Sientes las emociones en tu cuerpo? Cuando estás triste o deprimido ¿experimentas sensaciones físicas, como por ejemplo en el estómago y en el pecho?
  • ¿Tomas las decisiones sobre la base de tus “instintos” o utilizas tus emociones para guiar tus decisiones?
  • ¿Cuando tu cuerpo te avisa de que algo está mal (opresión en el estómago, tensión muscular, dolor de cabeza, etc.) te fijas en ellos?
  • ¿Está satisfecho con todas sus emociones? ¿Te permites sentir ira, tristeza o miedo sin juzgar o tratar de suprimirlas?
  • ¿Prestas atención a tu experiencia de cada cambio emocional? ¿Te fijas en varias emociones a lo largo del día o estás atascado en sólo una o dos emociones?
  • ¿Puedes hablar cómodamente sobre tus emociones y comunicar tus sentimientos con honestidad?
  • ¿Entiendes y simpatizas con los sentimientos de los demás? ¿Te sientes cómodo cuando los demás conocen tus emociones?
  • ¿Eres sensible a las emociones de los demás? ¿Es relativamente fácil para ti sentir lo que otras personas están sintiendo y ponerte en su lugar?

Si no respondes “normalmente” o “a veces” a la mayoría de estas preguntas, no te preocupes, no eres el único/a. La mayoría de las personas no son conscientes emocionalmente, pero se puede aprender a serlo, incluso si has estado evitando algunos de tus sentimientos.

Al aprender a reconocer y lidiar con tus emociones, podrás disfrutar de una mayor felicidad y salud emocional, así como mejorar las relaciones con los demás.

Manejar el estrés

Probablemente tendrás muchas dificultades en el manejo de tus emociones si no sabes cómo manejar el estrés. Las emociones son impredecibles, fluidas y temporales.

Nunca estamos absolutamente seguros de nuestras respuestas emocionales, y cuando se siente la tensión, no siempre se tienen el tiempo o la oportunidad de restablecer el equilibrio emocional, por ejemplo, salir a correr, o disfrutar de un baño de burbujas.

manejar el estres para ser mas fuerte

Lo que se necesita son herramientas psicológicas que permitan hacer frente al estrés de forma rápida y en el momento actual.

La conciencia emocional depende de tu capacidad para aliviar el estrés.

La conciencia emocional requiere la capacidad de saber cómo lidiar con el estrés a su debido tiempo. La capacidad de reducir de forma rápida el estrés permite hacer frente de manera segura a las emociones fuertes con confianza y con un alto grado de certeza de que eres capaz de mantener la calma y el control, incluso cuando sucede algo perturbador.

Una vez que aprendas a calmarte cuando empiezas a sentir ansiedad, puedes ser capaz de explorar las emociones que parecen ser más desagradables o espantosas para ti.

Emociones – Un arma de doble filo

Las emociones son un cuchillo de doble filo que pueden ayudar, pero también dañar. Si eres una persona que no puede hacer frente a sus emociones (al igual que si vives con una persona que no puede hacerlo) es posible que hayas llegado a experimentar sensaciones que puedan parecer intimidantes y abrumadoras.

ser fuerte emocionalmente

El miedo y la impotencia, son sentimientos que pueden causar parálisis en nuestras acciones, no somos capaces de actuar, o nos desconectamos del mundo, la inhibición de la capacidad de pensar de forma racional y dando lugar a decir y hacer cosas de las que nos podemos lamentar más adelante.

Muchas conductas adictivas y los comportamientos no deseados o inapropiados tienen su origen en la incapacidad de hacer frente a situaciones de estrés emocional.

Las formas comunes (desventajas) de controlar o evitar las emociones

Entretenerte con pensamientos obsesivos, fantasías escapistas, entretenimiento banal y conductas adictivas con el fin de evitar las emociones que temes o no te gustan.

Ver la televisión durante horas, jugar con el ordenador y navegar por Internet son formas comunes (dañinas) para evitar nuestros sentimientos.

Evitar las emociones intensas. Si te sientes angustiado/a por tus emociones puedes manejarlas mediante un examen de conciencia.

La cara oculta (a veces ventajosa) de las emociones desagradables

La ira puede ser tan incapacitante como restauradora. Si estás fuera de control, la ira puede poner a otros en peligro e incluso a ti mismo, pero también puede proteger y preservar la vida.

La ira es una emoción con una gran cantidad de energía que se puede utilizar para salvar vidas mediante la movilización de la totalidad del cuerpo.

La tristeza puede conducir a la depresión, pero también puede promover el equilibrio emocional. El sentimiento de tristeza es un recordatorio de algo que no está bien en nuestras vidas.

Por lo general, nos frena, nos hace parar, y finalmente aceptamos lo que estamos experimentando emocionalmente. La tristeza nos puede despertar la importancia de las cosas.

El miedo puede ser debilitante, pero también provoca reacciones salvavidas que nos protegen del mal o de favorecer nuestros objetivos. El miedo es una emoción fuerte y profunda, nos puede llevar a la ira o a la depresión.

El miedo abrumador puede ser una barrera que nos separe de los demás, o no nos permita encarar los desafíos por temor al fracaso, pero el miedo también preserva la vida de los signos de peligro.

Cuando nos desconectamos de las emociones que no nos gustan ( las emociones que encontramos aterradoras o abrumadoras) nos aferramos automáticamente a emociones intensamente positivas como la alegría, el equilibrio y el apoyo en los momentos difíciles y desafiantes.

Podemos superar la pérdida y grandes retos, pero sólo si mantenemos nuestra capacidad de sentir alegría. Las emociones alegres nos hacen sentir bien, recordemos que cuando nos enfrentamos a tiempos difíciles, la vida vale la pena y puede ser maravillosa, o terrible.

Aceptar todas tus emociones

aceptar las emociones y ser fuerte

Si nunca has aprendido a lidiar con el estrés, o no sabes hacer frente a los pensamientos y sentimientos negativos, o no sabes hacer frente a la ansiedad, o no sabes hacer frente a la depresión, la idea de volver a conectar y aceptar las emociones desagradables puede ser desalentadora.

Pero si te sientes con dificultad para hacer frente a algunas de estas cosas, tienes la oportunidad de aprender cómo manejar con seguridad tus experiencias emocionales. Puedes cambiar la forma de experimentar y responder de tus emociones.

El proceso de conciencia emocional implica volver a conectar con todas tus emociones, incluyendo la ira, tristeza, miedo, disconformidad, sorpresa y alegría a través de un proceso de auto-aceptación.

Iniciar el proceso de aceptación

Las emociones aparecen y desaparecen rápidamente. Es posible que tengas la idea de que una vez que conectes y aceptes las emociones que estás evitando tengas que vivir con ellas para siempre, pero eso no es así.

Si no estás obsesionado con sus emociones (por lo general negativas), incluso los sentimientos más dolorosos y difíciles tienden a declinar y perder el poder de controlar nuestra atención.

Cuando nuestros sentimientos se liberan, la tristeza, miedo y alegría aparecen y desaparecen rápidamente. A lo largo del día, podrás ver, leer o escuchar algo que desencadene momentáneamente un fuerte sentimiento de algún tipo.

Si no te centras solamente en esa sensación (por lo general negativa), una emoción diferente pronto ocupará su lugar.

La técnica es la siguiente:
Reemplazar intencionadamente un sentimiento negativo y problemático por otro que prefiramos.

Lo que no debes hacer es luchar contra la sensación que te perturba, sino aceptarlo como una experiencia en tu cuerpo, y luego hacer cosas para sustituirla por una más agradable.

De esta manera vas a trabajar en el desarrollo de tu fuerza emocional.

Tu cuerpo te da pistas sobre tus emociones. Nuestras emociones están estrechamente alineadas con las sensaciones físicas en nuestro cuerpo. Cuando se experimenta una emoción fuerte, es probable que también la sientas en algún lugar de tu cuerpo.

Al prestar atención a estas sensaciones físicas, se puede entender mejor las emociones.

No tienes que elegir entre el pensamiento y el sentimiento. A través del desarrollo de la conciencia emocional, puedes ser capaz de tomar ventaja de ambos, complementando la información de que dispones para decidir intencionalmente qué acciones tomar.

Ya sabes lo que se siente sin tener que pensar demasiado en ello y aún así ser capaz de utilizar estas señales emocionales para entender lo que está sucediendo realmente en una situación y actuar en consecuencia.

El objetivo es encontrar un equilibrio entre tu intelecto (la capacidad de pensar) y tus emociones. El hecho es que la conciencia emocional te ayudará a establecer límites saludables, comunicarte bien con los demás y tomar mejores decisiones.

La conciencia emocional es una habilidad que se puede aprender, lo que significa que, con paciencia y práctica se puede aprender en cualquier momento de la vida.

Desarrollar la conciencia emocional, aprender a ponerse en contacto con las emociones negativas para hacer frente a los sentimientos incómodos. Cuando se sabe cómo hacer esto, puedes tomar decisiones deliberadas y mantener el control, en lugar de quedar abrumado, incluso en situaciones muy difíciles.

Conclusión

Nuestros sentimientos frecuentemente se ven como un caballo salvaje, cuidan de nosotros pero en cualquier momento se desbocan. La única manera de “domesticar” estas sensaciones es aprender a tratar con ellos.

La conciencia emocional requiere práctica. Al igual que en el desarrollo de la masa muscular en el gimnasio, cuanto más ejercites tus emociones, más “músculo emocional” se desarrollará.

Cuanto más se practica, mayores serán los cambios que vas a experimentar en la forma de sentir, pensar y actuar.

No huyas de tus emociones y sentimientos. Ellos son tuyos, al manifestarse, te proporcionan información. Esta es la información que tienes que saber cómo interpretar y comprender, y desde ahí construir respuestas que puedan ser apropiadas a las situaciones que te enfrentas.

Sobre el autor

Germán Moreno

Emprendedor, soñador y libre. Un apasionado de la tecnología que ha encontrado su camino en Internet.

Tengo la mayor fortuna que una persona puede tener, la libertad.

Mi trabajo consiste en disfrutar de mi tiempo para hacer lo que quiero y lo que realmente me gusta.

¡No te vayas sin comentar!