Mi negocio en internet – Cómo emprendí

montar negocio en internet
Escrito por Germán Moreno

Hace un par de años yo no tenía ni idea de los negocios en internet, sabía que se podía ganar dinero, pero jamás me imaginé el diamante en bruto que estaba a punto de encontrar.

Hace un par de años estaba trabajando como técnico de mantenimiento en un hotel de la zona donde vivo, (antes me dedicaba al montaje de máquina de aire acondicionado) me parecía un buen trabajo la verdad, ya que trabajaba 8 horas, a un ritmo tranquilo, y me iba para casa. Para como estaba el tema laboral no me podía quejar, ya que no me obligaban a echar horas extras (y si las echaba me las pagaban), me pagaban un “buen sueldo” unos 1.100€ al mes, tenía mis pagas, vacaciones, festivos, 2 días libres a la semana, días de asuntos propios, etc. En fin, que era el sueño de cualquier currante.

Mi ilusión era quedarme a trabajar ahí y la verdad que estaban bastante contentos conmigo peeeero… me llevé la sorpresa de mi vida, descubrí que tenía la columna vertebral rota, partida por la última vertebra lumbar (ver imagen).

negocio en internet

Como suele decirse, una imagen vale más que mil palabras.

Milagrosamente puedo caminar sin problemas, no tengo apenas dolor y puedo hacer “vida normal”. Los médicos en un principio me dijeron que había que operar, pero después de varias pruebas y valoraciones se decidió que no, ya que se podrían producir lesiones más graves en quirófano. Mi suerte fue que (como se ve en la imagen) la vértebra está tocando la base del sacro, por lo que empezó a soldarse al mismo.

Las palabras del médico fueron “olvídate de coger peso Germán, cualquier recalcón puede tener consecuencias para ti“. Esto hizo que tuviera que replantearme toda mi vida.

Lo que siempre había hecho laboralmente ya no debía hacerlo si quería llegar a viejo usando las piernas, y tenía que ser decisión mía, ya que no podía optar a ninguna prestación o invalidez porque, según los médicos de la seguridad social (este estudio me lo hizo un médico privado, el Dr. Casermeiro) estoy apto para trabajar y coger peso, eso sí, siempre con ayuda.

Herramientas necesarias para emprender tu negocio en internet

Después de todo lo de arriba, llegó la hora de actuar (que siempre es mejor que lamentarse) de buscar soluciones y de calcular un nuevo rumbo para mi barco. La vida me estaba diciendo que había que dejar lo viejo atrás para darle paso a lo nuevo, y así lo interpreté.

La mejor herramienta que te recomiendo para empezar a emprender tu negocio online (o offline) es tu cerebro. En mi caso, eliminé de mi cabeza todo pensamiento negativo para poder hacer y dejar más espacio para nuevas ideas y pensamientos constructivos y positivos.

montar negocio en internet

Siempre tuve la intuición de que en internet se podía ganar dinero debido a la gran cantidad de gente que navega hoy en día, pero… ¿Dónde o cómo navega la gente? Esa fue una de las primeras preguntas que me hice y que me fue encaminando poco a poco a encontrar las respuestas. Efectivamente, la gente usa internet principalmente para 2 fines:

  1. Para encontrar algo, ya sea un producto, una duda, una persona, etc…
  2. Para interactuar. Las redes sociales.

Una vez definidos esos 2 fines, empecé a desglosar aun más la pirámide.

Para encontrar algo, básicamente se usan los buscadores (google) por lo tanto la próxima pregunta era ¿Cómo aparecer en google? Esta pregunta me abrió un abanico super extenso de contenidos como, blogs de SEO (search engine optimization) en castellano optimización en motores de búsqueda, más blogs y webs de marketing, etc. En fin, un montón de contenido que tenía que absorver si quería aparecer en google. Llegó la hora de estudiar.

En este periodo me encontré de todo, gente que de verdad te ayuda y gente que de verdad te saca el dinero, en mi caso siempre me anduve con pies de plomo, pero en un mundo tan competitivo es imposible no llevarte algún que otro chasco.

Nota.
Como podrás imaginarte, antes de hacerme estas preguntas, también buscaba en google cosas como: “como ganar dinero en internet“, “ganar dinero online“, “emprender negocio online“, etc, etc… pero viendo el contenido que encontraba la verdad que no me daba buena espina. Mi consejo es que cualquier persona, web, blog o publicidad que te diga que vas a ganar tanto o cuanto en poco tiempo, que es muy fácil hacerlo, etc, etc ¡CORRE y no vuelvas!

Después de estudiar, estudiar y estudiar, mi conclusión fue que tenía que aprender a diseñar blogs y páginas webs, por lo tanto tenía que buscar información al respecto (a estudiar más).

Luego está la otra opción, la de las redes sociales (Facebook, twitter, google+, pinterest, etc.). Desde mi punto de vista, hay varios puntos interesantes en las redes:

  1. El fenómeno viral. Si consigues viralizar un artículo, un vídeo, un producto o lo que sea, prepárate a ganar fans, suscriptores, acciones sociales y dinero.
  2. Los anuncios de pago tipo Facebook ads, que haciendo una buena estrategia de marketing pueden dar excelentes resultados.

Esta información se podría extender muchísimo, cosa que iré haciendo en próximos artículos para no aburrir mucho e ir seccionando el contenido.

¿Se puede trabajar en internet y ganar dinero?

Lo primero que te diré es que, como cualquier otro negocio, requiere muchísimo trabajo, esfuerzo, dedicación y estar en constante aprendizaje ya que este mundo se actualiza a diario y lo que funciona ahora dentro de unas horas ya no, por lo que tienes que estar siempre al día.

La respuesta a la pregunta es sí, se puede tener éxito, siempre y cuando enfoques toda tu energía en conseguirlo, claro está.

Lo segundo es que te tienes que salirte de la caja y dejar de pensar como un Español (en caso de estar en España) para pensar como un ciudadano del mundo, incluso del universo. Digo esto porque la gente está atontada, solo piensan en lo que les escupe la TV y poco más, luego sales a la calle y escuchas las mismas historias pero contadas de diferente forma, que se resume a lo que les dice la TV.

Tener éxito es salir del rebaño, hacer algo diferente a los demás o, al menos, mejorar lo que hay. De manera que es mejor poner en funcionamiento tu cerebro antes de esperar a que lo hagan por ti. Hazme caso, eso último no va a suceder.

La era industrial a muerto, de hecho murió hace varios años, estamos en la era de la información, pero como es natural en el ser humano el miedo al cambio lo paraliza. Así que déjame decirte que o cambias tu mentalidad, o siempre puedes seguir luchando por el sueño de otra persona (como decía Steve Jobs).

negocio online

En mi caso hasta el primer año no empecé a monetizar mis proyectos, después de equivocarme reiteradas veces y aprender de mis errores. Lo mejor de todo es que cuando me caía siempre me levantaba con más fuerza puesto que ya no volvería a cometer el mismo error.

Después de llevar 4 años merodeando por el mundillo puedo decir que vivo de internet, y la verdad es que no cambiaría mi trabajo por nada. Principalmente porque dispongo de total libertad para administrar mi tiempo, coger vacaciones cuando quiera o colgarme el portátil e irme un mes a la sierra, pudiendo trabajar desde allí ¿no es genial?, a parte que me encanta lo que hago.

Otra de las ventajas es que puedes generar ingresos pasivos, lo que se traduce en “ganar dinero sin hacer nada“. Con esto me refiero a que puedes pegarte un año entero trabajando una web, una campaña de publicidad o lo que quieras, e incluso un vídeo de youtube. Si haces bien el trabajo y lo posicionas en google, por ejemplo, te estará dando dinero durante mucho tiempo sin hacer nada. Eso sí, vas a sudar sangre para conseguirlo, todo hay que decirlo.

Nos vemos en los siguientes post!!

Ahh!! no te olvides de dejar un comentario si te ha gustado o si te ha sido de utilidad, estaré encantado de charlar contigo 😉

Sobre el autor

Germán Moreno

Emprendedor, soñador y libre. Un apasionado de la tecnología que ha encontrado su camino en Internet.

Tengo la mayor fortuna que una persona puede tener, la libertad.

Mi trabajo consiste en disfrutar de mi tiempo para hacer lo que quiero y lo que realmente me gusta.

¡No te vayas sin comentar!