Reflexiones agridulces sobre la Cuarentena del Covid-19

En este post quiero contar algo que está clavado en mi mente como una astilla y no encuentro la forma de darle salida. Es esa sensación de saber algo, de ver algo con claridad pero encontrarte con los pies y las manos atadas, de saber que va a llover y ver a todo el mundo sin paraguas.

No quiere decir que me las quiera dar de iluminado, de visionario o de vidente, es simplemente ser consciente, al menos eso creo yo, del rumbo que va a coger el mundo, y por tanto nuestras vidas, después de todo este circo del coronavirus.

Este encerramiento que estamos viviendo va a tener (ya está teniendo) bastantes consecuencias en la psicología y en la vida de las personas en general. Para empezar la gente está mas irascible de lo normal y es evidente que la mayoría se está refugiando en Internet haciendo más uso de las redes, etc.

Cada día que pasa, de esta cuarentena, la gente se va convirtiendo más adicta a su pantalla favorita (teléfono móvil, tablet, Pc, etc…) por lo que ya, ahí, estamos viendo un cambio de conducta y de hábito importante. Y tu dirás: ¡bah! que tontería, ¿qué tiene que ver que usemos más Internet? ¿qué problema hay? si no tenemos otra cosa que hacer ¿qué vamos a hacer todo el día en casa?.

El caso es que no es ninguna tontería, más abajo dedicaré un apartado para desarrollar el tema. Siempre desde mi perspectiva, aportando lo que veo o lo que sé, que no tiene por qué ser lo mejor ni lo peor, pero creo que puede ser interesante.

Quien tiene la información tiene el poder

Debemos aportar todos, debemos escucharnos y aprender los unos de los otros y ver que una misma experiencia se vive de forma diferente en cada uno de nosotros. Todo depende de la percepción que tenga cada uno de la situación o del entorno, así es como creará su realidad.

Es por eso que no debemos dejarnos llevar por corrientes externas a nosotros y ser los jueces de nuestra propia vida, sin dejar que ese aluvión de información que estamos recibiendo, sobre todo últimamente, nos afecte a nivel emocional o psicológico.

Nadie, absolutamente nadie, está en posesión de la verdad y tampoco nadie tiene la fórmula mágica para vivir esta experiencia que llamamos vida, somos nosotros, cada uno en su individualidad los que debemos construir esa experiencia.

El problema es que la mayoría nos dejamos llevar por lo que dice la Tv, los medios de comunicación, Internet, etc…, y es eso precisamente lo que moldea nuestra percepción individual de la vida.

Así como pensamos, construimos el mundo que nos rodea y eso los grandes medios de comunicación y poderes fácticos lo saben.

Realmente cualquiera que sepa algo de marketing sabe de lo que estoy hablando. Si te fijas, el marketing no es más que decirle, o hacerle ver, a la gente lo que tiene que comprar, convencerla, hacerle ver que tu producto es el mejor y que no puede vivir sin él. Básicamente es manipulación mental.

Lo mismo ocurre con la información que ofrecen los diferentes medios. Cada uno intenta convencerte de que lo que te están diciendo es la verdad absoluta, pero en la mayoría de los casos lo que están haciendo es reconducir la vida de las personas en la misma dirección, confundirlas y enfrentarlas.

No hay espacio para aquellos que quieren salirse de esa corriente colectiva. Es más, si aportas una visión diferente verás como este sistema se autoprotege y son las mismas personas las que te tachan de charlatán, loco o de tener una visión demasiado abstracta de las cosas o de la realidad.

Lo que dice la Tv es lo correcto y la mayoría de las personas solo se convencen de algo cuando lo escuchan en televisión. Un claro ejemplo podemos verlo en todo lo que a ocurrido en torno al coronavirus.

Desde que se informaron de los primeros casos en China en Diciembre, hay mucha gente (informadores, periodistas, médicos, virólogos, los propios ciudadanos, etc…) que venían avisando de la gravedad del asunto, pero nadie les hizo caso.

Aquí el ejemplo de Cuarto Milenio o Milenio Live, el canal de youtube de Íker Jimenez, en el cual se entrevistó a médicos, virólogos, militares y expertos en guerra biológica, incluso a un militar del ejercito Español experto en geopolítica, el Coronel Pedro Baños.

Estas personas, desde su individualidad, en sus propias redes sociales o medios de difusión individuales ya avisaban de que había que tomarse todo este tema con mucha más responsabilidad y seriedad de lo que se estaba haciendo.

He puesto el ejemplo anterior, pero es que hay mucha más gente. Cuando todo empezó en Italia, médicos del lugar avisaron de la gravedad, pero tampoco se hizo caso.

El tema es que todos los países mundiales siguen el mismo comportamiento y, a mi parecer, da la sensación de que han querido que este virus se propague. Ninguno ha tomado medidas para evitarlo, aun sabiendo y teniendo información de países vecinos que reportaban la problemática.

Sí, llámame loco, pero o es eso o es que verdaderamente la clase política, ya no solo de nuestro país sino de todos los países del mundo, no sirve absolutamente para nada.

Yo no voy a entrar en qué se debería, o no, haber hecho, pero si veo que todo esto es bastante raro y pienso que algo oscuro hay detrás de tanta confusión y desinformación.

Solo hay que mirar a nuestro país, España. Llevamos más de 2 meses (que sepamos) con el virus infectando a gente, hemos tenido hospitales saturados y algunos lo siguen estando, pero todavía, nuestros representantes no han podido proveer de material de protección a los que están en primera línea de batalla (médicos, celadores, enfermeros/as, etc…)

¿No es un poco extraño? a mi me lo parece, la verdad. Todo lo que no sea proveer de material al frente de batalla me parece un despropósito, además, ante una situación como esta no hay escusa apta para no hacer lo que, por sentido común, hay que hacer. Sin embargo, NO se está haciendo.

Cómo vivo yo la cuarentena

La verdad es que sigo haciendo las mismas cosas más o menos, pero miro el panorama y, como te decía anteriormente, hay muchas cosas que no me encajan.

Quitando un momento lo que pasa por mi cabeza, puede que a mucha gente no le importe lo que hago o dejo de hacer en estos momentos de encierro, pero creo que igual puede ser de ayuda para muchas personas contar con una experiencia diferente a la suya y ver que igual sí que se pueden hacer cosas.

Me refiero a que hay muchas formas de vivir diferentes, aunque pocas son las veces que nos paramos a pensar esto, estamos tan sumidos en nuestros problemas y obligaciones diarios que no prestamos atención a las cosas más sutiles.

Tú, probablemente seas de esa mayoría que cree que hay que tener un trabajo y una responsabilidad fuera de casa para conseguir recursos (dinero), no piensas que se pueda vivir sin trabajar o disfrutando plenamente de lo que haces. Ser dueño de tu tiempo al 100% ¿crees que es posible?

Hace unos meses escribí un post (que te recomiendo leer) sobre mi jubilación a los 34 años (que por cierto sigo disfrutando de ella cada día, incluso ahora en este encierro, en esta cuarentena).

Verdaderamente mi vida en estas últimas semanas ha cambiado bastante poco, salvo por el tema del contacto social y el salir de casa (además de haberme infectado de coronavirus). Todo lo demás sigue exactamente igual.

Actualmente, cuando me apetece, sigo montando algunos nuevos proyectos webs. Es algo bastante creativo y que me gusta hacer. También es cierto que cada vez voy creando menos, sin embargo, voy volcando mi tiempo en diferentes cosas o proyectos que quiero hacer de cara a un futuro.

En mi caso la mayoría de mis hobbies puedo hacerlos en casa, de hecho los hago en casa: Leer, escribir, estudiar, aprender cosas nuevas, escuchar música, etc, etc, etc…

En este momento estoy estudiando economía ¿Por qué? pues porque se avecina (aunque debería decir que estamos metidos de lleno) una crisis financiera como nunca antes se ha conocido.

Ahora mismo me encuentro como un predador escondido sin hacer ruido, esperando a que su presa se acerque lo suficiente para cazarla.

Más abajo también hablaremos de la economía con más detalle, aunque si no te has dado cuenta o no lo sabes te lo digo yo ahora, la economía y el sistema financiero probablemente no sea el mismo después de todo esto.

Es ahí donde entra en juego mi plan y para el que me estoy preparando. Esperar a que la bolsa caiga para invertir en empresas. Así que ahora mismo una de mis ocupaciones es estudiar el funcionamiento de la bolsa y prepararme para cuando llegue el momento.

Es en esos momentos en los que se pueden pescar los mejores peces. Cuando la economía cae es el momento de comprar para luego esperar a que, eso que has comprado, suba de valor y vender. Más aun cuando se prevee la mayor caída de la historia en las bolsas y economía mundial.

En mi caso me interesa más la inversión a largo plazo para poder obtener una renta recurrente del dinero que se invierte de forma que con el paso de los años pueda vivir de la renta que me da mi propio dinero.

No quiero dar una clase de economía, no es mi intención en este momento, pero sí que me gustaría comentar el tema, además de mi visión para los próximos meses y qué es lo que creo que ocurrirá.

Hay que prepararse para un caos global

Es en estos momentos donde se producen grandes oportunidades y grandes fracasos, la clave está en estar, o saber estar, en el sitio adecuado en el momento justo.

Lo que voy a contar ahora es bastante personal y, verdaderamente, es algo que no le he contado nunca a nadie, pero hay herramientas para poder saber, o predecir, ciertos acontecimientos de nuestra vida.

Es evidente que no podemos ser Dios y que tampoco podemos jugar a serlo, pero la astrología (le pese a quien le pese) funciona. Aquí podríamos entrar en un largo debate, en opiniones, en juicios, etc…, pero lo siento, esta es mi forma de vivir, así vivo y así te lo cuento.

Me abro a contar algo muy personal y que, con el paso del tiempo, aquellos que habéis leído esto podréis juzgar para vosotros mismos si mis «paranoias» funcionan o no.

Nosotros (mi mujer y yo) llevamos viendo desde hace varios años que la sociedad en 2020 iba a experimentar un cambio o estado bastante complejo, bastante gordo, bastante brusco. Y en base a todo esto decidimos implementar una serie de cambios en nuestras vidas que contaré más abajo.

Es evidente que de estas situaciones no podemos escapar, pero sí podemos acomodarnos o, mejor dicho, posicionarnos en un sitio que nos de algo de ventaja para lo que viene.

Así, a grandes rasgos, sabemos que lo que estamos viendo ahora mismo es solo la puntita del iceberg y que todo esto «pasará» en aproximadamente 2 años (igual algo más). Sí, digo pasará entre comillas porque nada volverá a ser lo que era.

En estos momentos tenemos que tener claro que el distanciamiento social es necesario, lo digan o no los medios (Tv, radio, periódicos, etc…), y hay que mentalizarse que hasta dentro de un año o dos vamos a tener que estar así.

Cuanto antes asumamos esto mejor será para nuestra psicología. Tener esperanza en salir y ver a nuestra familia dentro de uno o dos meses está muy bien, pero hay que tener más que claro que hasta que no haya un tratamiento eficaz o una vacuna contra el virus NO DEBEMOS TENER CONTACTO SOCIAL.

Por lo tanto, tener esperanzas a corto plazo, desde lo que yo sé, es un error y nos puede frustrar mucho más.

Todo esto es como cuando por la noche ves el parte del tiempo y sabes que mañana va a llover, seguro que antes de salir te llevas el paraguas para no mojarte (te has adelantado a las circunstancias y estás preparada/o).

Pues con esto es igual, si sabes y eres consciente de las cosas, evitarás «mojarte» y estarás listo/a para cuando lleguen los acontecimientos.

Hay que tener claro que a nivel político y social va a ver grandes problemas. Ya se están viendo en las redes sociales e incluso en la televisión (lo nunca antes visto) a algunos presentadores de televisión y gente influyente dar su punto de vista sobre los acontecimientos.

Esto es algo bastante extraño también pues los Mass Media están controlados por partidos políticos y grandes empresas (poderes fácticos), pero últimamente parece que «les han dado permiso» para criticar y «concienciar» a la población lanzando mensajes en plan mesías de que el gobierno tiene que actuar o es culpable de lo que sucede.

Como ejemplo pondré el mensaje que Pablo Motos (de «El Hormiguero») dio hace unos días en su programa dirigiéndose al presidente y a la oposición. Algo bastante extraño, la verdad.

Como ya se está viendo la gente está bastante crispada con el panorama político en general y seguro que cuando se levante el estado de alarma muchas personas pedirán explicaciones, por lo que en este aspecto es evidente que también van a cambiar bastante las cosas.

No hay que descartar la posibilidad de que haya bastante caos social porque seguro que lo habrá, y a nivel político habrá cambios bastante importantes (nosotros diríamos que incluso podemos pasar a ser una república).

Tampoco tengo muy claro el tema de la vacuna, ya que los coronavirus son virus que nos afectan cada cierto tiempo. Como ya ha comentado la comunidad científica hay varios tipos de coronavirus y el del resfriado común es uno de ellos.

¿Cómo se va a sacar una vacuna para un virus que nos afecta cada cierto tiempo? quiero decir, si este año tienes un resfriado, el año que viene puedes volver a tenerlo, por lo que la inmunidad es limitada.

Si la inmunidad es limitada, la vacuna también lo será. Pasará algo parecido a la vacuna de la gripe: que no sirve absolutamente para nada.

Todo está cambiando y todo va a cambiar

Es cierto que en estos momentos de la historia el Ser Humano tiene la oportunidad de mirarse ante un espejo y ver qué está haciendo mal. Seguro que como sociedad algo aprenderemos y estoy seguro de que, al menos, los ciudadanos tomaremos más consciencia.

Aunque también pienso que gran parte de las cosas que están ocurriendo en este 2020 forman parte de un plan por el dominio mundial para la implementación del Nuevo Orden Mundial. Quien no sepa qué es o en qué consiste, puede hacer una búsqueda en Google o buscar algunos libros (sobre todo buscar libros).

Lo cierto es que todo lo que está ocurriendo nos lleva en esa dirección y casualmente se están dando todas las circunstancias para que se implemente.

Es evidente que el mundo va a tomar otra dirección y que nuestras costumbres o formas de vida se verán afectadas, ya sea para nuestro beneficio o no.

No quiero parecer derrotista y que pienses que soy muy negativo, al contrario, a mi me gusta anticiparme a lo que pueda pasar. Ya sabes, salir siempre con el paraguas.

A raíz de todos estos problemas que están surgiendo se aplicarán leyes y normas para evitar contagios por «nuestra seguridad», lo que se traduce en recorte de libertades (ten en cuenta que de otra forma el ser humano no entraría por el aro y no se dejaría reprimir tanto).

Si no fuera por el problema del coronavirus no se implementarían muchas de las medidas que se están tomando, ya que mucha gente se crisparía y no toleraría esa serie de cambios o de limitaciones impuestas.

Con la escusa de los bulos en Internet, por ejemplo, se va a realizar una poda en nuestra libertad de expresión y de pensamiento pues se va a proceder a controlar mucho más las redes sociales.

En el caso de las infecciones del virus ya se ha dicho por algún medio que la seguridad social puede rastrear nuestra ubicación a través del teléfono móvil para ver si estamos cumpliendo con la cuarentena.

Pero es que igual dentro de unos meses seguramente no se haya controlado aun la pandemia por lo que se tomaran medidas de control social a través de aplicaciones o de nuestro propio teléfono, tal y como ocurre en China hoy día.

Por eso, a mi juicio, todo parece orquestado para tener más control sobre la población. Y que no se os olvide una cosa, estamos a las puertas de poner en marcha el funcionamiento del 5G.

Y aquí entra en juego lo que te comentaba al principio sobre Internet. El Internet de las cosas ya está aquí, el estado Orwelliano de 1984 ya está aquí. Todo, absolutamente todo, va a estar conectado a la red ¿sabes lo que eso supone para nuestra libertad?

Los coches, los electrodomésticos, los móviles e incluso nosotros estaremos conectados a este súper ordenador (Internet) y poco o nada podremos hacer, decir e incluso pensar sin que alguien nos esté vigilando.

Hay mucho sobre lo que hablar aquí, pero si no tienes mucha idea sobre lo que comento en este apartado o nunca has escuchado hablar de estos temas, no quiere decir que no existan y que otras muchas personas sepan de ello.

El problema es que el sistema se protege a él mismo, está tan bien hecho que es muy difícil sacar a las personas que duermen o, mejor dicho, que viven en la matrix.

opinion sobre la cuarentena

La película «The Matrix» es un claro ejemplo de lo que estamos viviendo en la actualidad aunque mucha gente cree que el trasfondo de la película trata sobre ordenadores, informática, etc… Nada más lejos de la realidad.

Vivimos en una matrix, solo hay que abrir los ojos y aceptar que han manipulado nuestra mente desde que somos niños, por eso vemos a la edad adulta la vida y las cosas como las vemos.

La naturaleza del ser humano es única e individual para cada uno de nosotros sin embargo nos intentan hacer a todos iguales y cualquiera que se salga de lo políticamente correcto es señalado/a por la mayoría.

En fin, no quiero ser muy pesado en este tema pues tendría para extenderme mucho más. Lo que sí es cierto es que en estos tiempos habrá mucha gente que continué sumida en este sueño (en esa matrix) que nos han creado, habrá otros que veamos cómo se sigue ejecutando el plan e intentaremos despertar a la mayor cantidad de personas y, finalmente, habrá otras muchas personas que salgan de este letargo y que despierten sus conciencias para ver que les han puesto un muro ante sus ojos desde que eran pequeños.

Tenemos que saltar ese muro y creernos que somos los dioses de nuestra vida, que podemos crear todo aquello que deseemos. Abandonar nuestras creencias, pues la mayoría son solo preciosos árboles que no nos permiten ver la inmensidad del bosque.

La economía y el empleo sufrirán grandes cambios

En el plano económico habrá cambios bastante bruscos. Probablemente la moneda física se deje de utilizar (con la escusa del contagio del coronavirus) y todo se haga a través de dinero electrónico o virtual (tarjetas de crédito, app para móviles, etc…) de hecho ya hay muchas empresas que solo aceptan pagos a través de estos medios.

Esto, evidentemente, para la mayoría de personas no supone un gran cambio, pero para otras muchas sí. Cualquiera que tenga un negocio sabrá a qué me refiero, pues tener que cobrar a sus clientes todo el dinero a través del banco supone mucho más control.

Esto seguramente tendrá bastantes repercusiones al nivel personal y económico de mucha gente, pues dinero en mano es dinero sin control.

El valor del suelo seguramente baje a niveles nunca vistos antes, lo que quiere decir que el precio del alquiler y la venta de viviendas estará en mínimos históricos, pero claro, esto en teoría es una buena noticia para todos, el problema es que también hay que tener trabajo o recursos para poder pagar lo que se pide, aunque sea poco.

Como se suele decir: «En toda guerra hay grandes perdedores y grandes ganadores».

Lo que yo veo es que cerca del verano y posiblemente para final del año 2020 ocurran cosas importantes en cuanto al plano económico y social.

Para los currantes

Yo, si me encontrara en casa sin hacer absolutamente nada y mirando el móvil todo el día, intentaría explorar Internet. Con esto me refiero a que Internet no son solo las redes sociales y las apps que tenemos instaladas en nuestro smartphone.

Intenta aprender algo distinto y aprovecha toda la cantidad de tiempo que tienes. Es posible tener un «trabajo» a tu medida acorde a tu personalidad o forma de ser, solo tienes que ponerte en marcha.

Vamos a pasar mucho tiempo en casa durante estos próximos 2 años. Intenta aprovechar el tiempo porque el mundo laboral puede que cambie también de manera drástica (cambiará).

Ten en cuenta que la robótica cada vez está más avanzada y tampoco sabemos si por culpa de este virus vamos a tener que vivir bastantes años con cierto distanciamiento social. Ponte a pensar por ti mismo/a lo que esto puede suponer.

No digo que vaya a pasar, pero hay que ponerse en todos los escenarios posibles. Intenta llevar siempre tu paraguas.

Internet ofrece muchas opciones, no solo la de ganar dinero sentado en una silla y frente a un Pc desde tu casa. También puedes estar en la calle haciendo cosas, tener un taller, hacer manualidades, contar chistes, etc… y vender o llegar a miles o millones de personas interesadas en lo que haces. Se trata de encontrar lo que va contigo.

¡Sal de la caja tío/a! abre tu mente y busca/explora otras posibilidades. Deja tu zona de confort y haz que tu mente trabaje, ésta tiene un poder que seguro que hoy día desconoces.

Cómo voy a afrontar el cambio

En mi caso tengo el paraguas preparado desde hace tiempo y, aunque como decía, no puedo ser Dios, al menos lo llevo en la mano por si se pone a «llover».

El tema de estudiar economía e invertir en la bolsa es, también, una forma de seguir manteniendo mi «jubilación», pero lo principal es porque veo que la economía mundial va a sufrir un palo bastante importante, como ya he explicado más arriba.

Mi intención es realizar las inversiones a final de año, que es para cuando preveemos que las cosas estén peor a nivel económico, por lo que los precios pueden estar por los suelos.

Por lo tanto, mucha gente va a perder su empleo y puede que después de todo esto no lo vuelva a recuperar debido a que se hayan tenido que tomar ciertas medidas por motivos de «seguridad» o «salubridad» (ante la duda siempre es mejor prevenir y prepararse).

También, para finales de año 2020 principios de 2021 tenemos la intención de intentar comprar una casa. Si las cosas pasan como creemos los precios estarán bastante bajos, mucho más que en la anterior crisis de 2008, por lo que se pueden dar oportunidades bastante interesantes.

Aquí lo importante es que los ingresos sigan entrando, de lo contrario no estaríamos hablando de nada, pero para ello llevamos tiempo preparándonos (aunque como dije, no se puede jugar a ser Dios).

A parte de estudiar la economía y la bolsa sigo con mis proyectos webs (tiendas y webs informativas) las cuales siguen ahí funcionando. Es cierto que algunas se han visto afectadas negativamente por las circunstancias, pero otras muchas se han visto beneficiadas debido al incremento del uso y búsquedas en Internet.

También estoy muy pendiente a las criptomonedas (Bitcoin, ethereum, etc…) pues puede ser una buena oportunidad para comprar.

Aquí tengo que decir que hace un año realizamos mi mujer y yo una inversión en bitcoins y algunas criptomonedas más, siguiendo los consejos que nos ofrece la astrología, y en cuestión de un año le ganamos un 200% a dicha inversión.

Las vendimos justo antes de que empezara todo esto del coronavirus en España (cuando nos decían los astros que había que vender) y la verdad que fue todo un acierto.

También quiero seguir escribiendo y aprendiendo todo lo que pueda para hacer mi vida y la de mi familia mucho más fácil y cómoda, y disfrutar así mucho más del tiempo en esta experiencia que llamamos vida, ser feliz.

Crecer espiritualmente y ayudar a otras personas con el conocimiento y la experiencia que voy adquiriendo. Intentar despertar conciencias y llegar a mucha gente a través de la escritura son buenas metas para mi felicidad y mi bienestar personal.

Algunos consejos

Por otra parte, quiero aconsejar (seguramente sea muy pesado) a todas las personas que lean esto y en especial a mi familia y amigos, que no crean todo lo que ven en la Tv porque a través de la caja tonta nos manejan como un pastor maneja a sus ovejas, así que cuidado.

No tengáis contacto social hasta que haya un tratamiento o vacuna disponible, por mucho que os digan que ya es seguro salir a la calle. Utilizad el sentido común y poned en entredicho todo lo que escuchéis o veáis.

Intentad ser críticos y buscad otras fuentes de información a aquello que veáis o escuchéis, pero por favor, no hacerle mucho caso a la Tv. Es tiempo de ser inteligentes y de intentar pensar por nosotros mismos. ¡Hagámoslo!.

Pensad siempre en los demás antes que en uno mismo. Eso hará que muchas menos personas puedan llegar a infectarse con la enfermedad.

Recuerda que lo acabas de leer es mi impresión de todo lo que está ocurriendo, la forma en que yo veo el mundo y los acontecimientos que están ocurriendo.

Es mi perspectiva y percepción, y desde aquí te animo a encontrar la tuya propia, sin que nadie ni nada te diga cómo hacerlo, simplemente siendo tú misma/o.

Deja un comentario